martes, 6 de mayo de 2008

Lo que me gusta a mí no te puede gustar a ti

¿No es raro cuando uno descubre que a una persona que no te cae muy bien le gusta algo que a ti también?
Eso me ocurrió hace poco y fue con una de las pocas cosas que más me gustan sobre la Tierra ¿adivinan?
Mi pensamiento fue exactamente este "a ti no te puede gustar lo mismo que me gusta a mí"
Sé que suena egoísta y también sé que no tiene nada de malo, pero fue muy raro...
Lo que pasa es que uno cree que es único y que debe llevarse bien con las personas que tienen gustos parecidos, por ejemplo: todos los que vemos Bob Esponja (sí ¿y?) debemos agradarnos. La cosa se pone distinta cuando no nos agradamos, pero nos gusta Bob Esponja.
Son simples aspectos en común que la verdad no sé si mejoren una situación o más bien te deje la impresión que describí antes, o sea: "a alguien como tú, es decir con tu personalidad, comportamiento general y expresión facial no puede gustarle algo tan maravilloso; porque esto solo le puede gustar a alguien como yo"

Ya salí de mi asombro, pero sigo creyendo que lo que me gusta a mí no debería gustarle a esa persona...

SE ACABÓ

Template by:

Free Blog Templates