viernes, 18 de julio de 2008

La casa

Photobucket
"Frank Peretti y Ted Dekker, dos de los escritores más reconocidos en novelas de ficción, han unido sus fuerzas por primera vez para crear una historia como ninguna otra que hayas leído. Entra en La casa, donde te encontrarás en medio del juego mortal de un asesino en el cual la única manera de ganar es perdiendo y la única manera de salir es entrando. Un juego, siete jugadores, y tres reglas." Tomado, vilmente, de PARADIGMA libros.

Este libro me lo quería leer desde el día que lo vi en la librería, no lo compré porque mi economía no me lo permitió. Llegó a mis manos la semana pasada cuando un amigo y yo nos intercambiamos libros (con devolución). Él me dio La Casa y yo le entregué mi muy amado, adorado, preciado y eternamente genial y perfecto libro llamado El traje del muerto de Joe Hill (Si a mi maravilloso libro le llega a ocurrir algo, lo que sea, haré a ese ser comprármelo otra vez y luego daré nuestra amistad por terminada jajajaja).

Hablando de lo que se supone que debo decir:

Al principio, La Casa, es un completo fastidio (así me pareció). La manera en que los personajes son presentados es básicamente así: "Una pareja (Jack y Stephanie) en una carretera, como siempre, el hombre maneja. Su esposa es la típica rubia odiosa y él está furioso porque se están divorciando y por eso maneja como un demente".
Precisamente, eso fue lo primero que noté, que no te identificas con ningún personaje durante la primera parte...y como no te identificas, realmente no te importa lo que les pase y por eso se vuelve sumamente aburrido.
El hecho es que estos dos están perdidos en la carretera y de pronto algo les daña los cauchos/llantas del carro/coche/automóvil y, obviamente, se ven obligados a detenerse y caminar en busca de ayuda. Total, que llegan a una casa, muy bella, que se supone es una posada. Allí se encuentran con otra pareja (de arrejuntados, no eran esposos y creo que novios tampoco), Randy y Leslie. Estos le cuentan que se encontraban en la carretera y algo les dañó las ruedas de su carro/coche/automóvil. Por supuesto, Jack y Stephanie quedan impresionados al saber que hay otras personas en las mismas condiciones que ellos.
Los cuatro están impresionados porque los administradores de la posada no se dignan en aparecer y de paso las luces se van y oyen el canto lejano de una niña. Cuando por fin, los tres dueños del lugar, aparecen (Betty, Stewart y Pete) nos damos cuenta de que están locos. Comienzan a decir un montón de loqueras y a ordenarles que preparen la mesa. Betty les advierte que no entren al sótano.
Luego, cuando todo se pone aún más raro, Stephanie (¡qué insoportable este personaje!) decide irse de la casa, pero al salir ve la figura de un hombre enmascarado que viene hacia la casa. Betty les dice que ese debe ser White, un asesino en serie y que está ahí por culpa de ellos. Total, que White los tiene atrapados en la casa y decide lanzar una lata por la chimenea que contiene las instrucciones de su juego:

1.Dios vino a mi casa y yo lo maté.
2.Mataré a cualquiera que venga a mi casa, así como maté a Dios.
3.Denme un cadáver y tal vez yo decida prescindir de la regla dos.
El juego termina al amanecer.


Aquí es cuando se pone un poco más interesante. Después de esto, los personajes terminan entrando al sótano (un lugar horrible que cambia y es sinceramente espantoso) y allí conocen a Susan...
Desde que entran al sótano, el libro se transforma, se vuelve interesante y, por fin, nos comenzamos a identificar con el líder: Jack y un poco con Leslie (Randy y Stephanie los odié durante TODO el libro así que con ese par no me identifiqué jamás, porque ambos representan a gente demasiado prepotente, como algunos que conozco). Desde ese momento, el libro es magistral, es adictivo e interesante.


En realidad el libro se puede describir (la parte buenísima, la interesante) con una palabra: feo. Sí, feo, porque sí es de terror (y más cuando lo lees en la madrugada fría, como yo). No es que ¡ay qué miedo, no voy a poder dormir!, sino que el hecho de imaginarse todo, es bastante...feo, porque es el terror psicológico (que yo creo es el que más miedo da). A la vez puede resultar un poco exhaustivo, porque te metes tanto en la piel de los personajes, que te preguntas qué más puede pasar, cómo se va a acabar...

El final dejó en mí muchas dudas y a la vez me provocó patear a los dos autores, no porque sea un final malo, sino porque me esperaba que fuera extraordinario y, sencillamente, no lo es (para mí).
Debo resaltar, que leer este libro fue como ver una película de esas con un presupuesto millonario, en donde hay muchos gritos de mujeres tontas y de tipos que se las dan de valientes, pero que al final, sales contento y ya...nada más.


Los culpables (autores):
Photobucket
Frank Peretti


Photobucket
Ted Dekker


SE ACABÓ

7 comentarios:

Gaby dijo...

Te doy toditita la razon; yo me esperaba mucho mäs de este libro y fue para mi una decepciön enorme:

creo que se hubiera podido sacar mas jugo a la idea de que para salir de la casa tenian que matar a uno de los protagonistas

y si; la primera parte se me hizo super tediosa:

¿que tal a la hora de que describen la comida putrefacta?; ¿no te diö asco?:

y te pido disculpas por lo mal que estä escrito el comentario; pero mi maldito teclado se a vuelto loco

en vez de punto pone :
en vez de acento pone dieresis y mil y una cosas mäs

Isa dijo...

Bueno pues gracias por la advertencia,normalmente no me gusta leer nada de terror,así que por lo que cuentas mejor ni mirarlo.
Un saludo
Isa

A.- dijo...

Hola!

Gaby: No te preocupes por lo del teclado, a mí me ha pasado y el muy condenado se arregló él solito (después de que lo insulté durante bastante rato jeje). Y lo de la comida, olvidé mencionarlo, la verdad que sí me dió un asco terrible.

Isa: creo que hay mejores libros que podrían considerarse de "terror" y que sí valen la pena. Te recomiendo El traje del muerto, que realmente no da nada de miedo, pero es un libro genial y hasta divertido (te lo digo por si algún día lo ves en una librería y te acuerdas de mí, jeje).

Un besote!

Vizarro Man dijo...

pues la verdad se me hizo algo tediosa la historia ademas de demasiado comun pero en fin no son mas que mis gustos, saludos!!!

Agustín dijo...

ay, suele pasar el gusto agridulce de un libro es lo peor, pero siempre es bueno leerlos, para conocer a los autores y demás.

saludos!!

5...mentarios dijo...

BUENO SOY DE LA IDEA QUE ANTES DE COMENTAR CUALQUIER COSA HAY QUE LEERLO ASI QUE ESO HARE Y LUEGO OPINO SALUDOS!

Don't worry, be happy dijo...

Ok, cuando lo vea en las librerías saldré corriendo como alma que lleva el Diablo! ;D
Gracias por la advertencia, porque soy una apasionada del terror y seguro me lo habría comprado. El título me habría enganchado, jaja!

Template by:

Free Blog Templates