miércoles, 22 de julio de 2009

El fantasma de la Ópera - Gastón Leroux

Photobucket



Ya sé que he nombrado mucho al condenado fantasma de la Ópera y que seguro los tengo hartos con el mismo cuento, pero es que la historia me gusta mucho. Hoy hablaré del libro y no volveré a hablar del fantasma en un buen tiempo.

El libro fue publicado en 1910; el autor es Gastón Leroux (era periodista).
Creo que el hecho de que Leroux fuera periodista es lo que lo hace escribir el libro de una manera, por decir, particular. El autor cuenta la historia como si es verdad, es decir, se basa en investigaciones para narrar lo ocurrido:
"El Fantasma de la Ópera ha existido. No fue, como se creyó durante mucho tiempo, una invención de artistas, una superstición de empresarios"
"Desde que comencé a consultar los archivos de la Academia Nacional de Música, me llamó la atención la coincidencia sorprendente de los fenómenos atribuidos al Fantasma, con el más fantástico de los dramas que haya conmovido a la alta sociedad parisiense (...)"

Así, durante todo el libro, Leroux muestra algunas de las fuentes de las cuales obtuvo la información. Pero, por supuesto, la historia no es pura documentación, que a veces es tediosa, sino que se mezcla la imaginación del autor junto con los datos que recolectó.

Me quedó la duda de saber si todo lo que supuestamente había investigado Leroux era verdad, así que busqué en Internet y la verdad no encontré mucho. La única web (está un poco loca también) importante que hallé fue ésta
http://www.grupoelron.org/mitos/fantasmadelaopera.htm

Tal vez muchos piensan que conocen toda la historia: tipo deforme vive en los sótanos de la Ópera de París, tipo deforme se enamora de una cantante, tipo deforme secuestra a la cantante, el novio "lindo" de la cantante va a rescatarla, tipo deforme se apiada de los dos y los deja ir, fin.
Pues de manera sumamente básica pues sí, ese es todo el cuento. Pero no hay que dejarse engañar por las películas ni obras existentes sobre El fantasma de la Ópera (por muy buenas que sean, y que opino que lo son), ya que, como siempre, el libro es mejor.

Como ya dije, la narración es una mezcla de la imaginación del autor y de los datos que supuestamente obtuvo; pero lo que hace al libro dinámico es que está contado desde el punto de vista de varios personajes, como por ejemplo los nuevos directores de la Ópera, Raoul, Madame Giry, El persa, Christine, el mismo fantasma y muchos más.
Como está contada de esa manera, a veces surgen misterios en un capítulo que son revelados más adelante. Otras veces los mismos personajes se convierten en narradores. Todo eso convierte a El fantasma de la Ópera en una lectura sumamente atractiva y dinámica.

Personajes más importantes:
-Christine Daaé: es una joven soprano. Su padre le prometió que le enviaría al Ángel de la música después de morir.
-Raoul de Chagny: es un vizconde. Conoció a Christine cuando ambos eran niños. Está enamorado de ella.
-Erik (El fantasma): un hombre deforme, sin nariz que vive en los sótanos de la Casa de Ópera de París. Es un genio musical, el rey de las trampas y todo un arquitecto. Se enamora de Christine y es él quien la enseña a cantar mejor.
-El persa (Daroga): es el único que conoce la verdad sobre Erik.
-Richard y Moncharmin: nuevos directores de la Ópera de París. El fantasma se burla de ellos constantemente y llega a ponerlos uno contra el otro (la verdad que son muy divertidas todas las trampas y malas pasadas que les juega el fantasma a estos dos)
-Madame Giry: es la acomodadora de la Ópera. Se encarga de mantener limpio el palco del fantasma y de transmitirle las cartas de los directores.

Como se sabe, hay un triángulo amoroso entre Christine, Erik y Raoul; pero, aunque Christine afirma que siente horror hacia Erik (sobre todo al descubrir que no era ningún Ángel de la música), tampoco parece querer mucho a Raoul...Esa fue la impresión que a mí me dio (aunque al final como que queda claro que sí lo quiere ¿o será porque su otra opción era un loco deforme dispuesto a volar media París con un enorme cargamento de pólvora?)
Christine es muy misteriosa, al comienzo, y a la vez un poco tonta (pues se dejó engañar muy fácilmente por el fantasma).
Raoul es el típico niño rico cobarde que poco a poco se hace valiente. Es más inteligente de lo que parece en las primeras páginas, pues, cuando Christine le dice que el Ángel de la música le habla, él inmediatamente se da cuenta de que alguien la está engañando.
El persa es un personaje ignorado en todas las adaptaciones de películas y obras que he visto. Su importancia normalmente es transferida a Madame Giry, lo cual no me gusta, puesto que El persa conoce el pasado de Erik y da mucho datos interesantes de la vida del fantasma. Realmente, en contrposición a las adaptaciones cinematográficas, Erik no vivió toda la vida en los sótanos de la Ópera.

Y bueno, el final creo que todos lo conocemos...pero en el libro Erik no huye.

¿Qué no me gustó de la lectura?
La verdad no hubo nada que me desagradara...Tal vez los primeros capítulos son un poco lentos, pero luego todo se pone muy, muy interesante. Se mezcla la incredulidad de los dos directores con las habladurías y supersticiones de Madame Giry. El sentimiento profundo (y en mi opinión exagerado) de Raoul por Christine se une a la locura y al amor/odio de Erik. Todo eso hace que la lectura se haga chistosa, misteriosa, romanticona y trágica; siempre de una manera magistral, muy bien llevada.

Otra diferencia con las películas y obras teatrales es que Erik jamás logra seducir a Christine una vez que ella se da cuenta de que él es en realidad el fantasma. Creo que eso le da mayor sentido a la historia y al rechazo que ella siente por él. Sin embargo, me parece que Christine es ambigua con respecto a lo que siente por Raoul...aunque eso se explica por las amenazas de Erik...

Con respecto al musical de Andrew Lloyd Webber, puedo decir que realmente tuvieron la decencia de leer a Leroux, pues allí hay escenas iguales al libro. Lo digo porque muchas veces hay películas y obras en las cuales a los realizadores ni se les ocurre leer la primera página del libro en el que se basan.
Otra cosa es que Lloyd Webber planea una segunda parte de El fantasma de la Ópera. Se llamara The Phantom of the Opera: Love never dies. Así es. No dudo de que las canciones serán buenas, pero...normalmente las segundas y terceras y cuartas partes son malas...ya veremos.
Aquí más información sobre "Love never dies" (seguro que no pudieron buscarse un título aún más cursi)

Pobre Erik, todo le pasó porque era feo (y loco) y nadie lo quería...(lágrimas de cocodrilo).

En fin, este libro debería leerlo todo el mundo (sí, soy una soñadora idiota)


SE ACABÓ

miércoles, 15 de julio de 2009

Conversaciones en baños públicos

Antes de narrarles el objetivo de este post, paso a decirles quién era el cantante del post anterior:
Photobucket
Así es, Paul Stanley fue el fantasma de la ópera, según Wikipedia, en el año 1999. Es extraño. Después de escuchar Crazy nights puse Music of the night...muy raro ¡pero me gusta!
Si alguien quiere escuchar todo el show de este señor en este musical, puede bajarlo de aquí.
Aquí hay otro video: http://www.youtube.com/watch?v=_9qOFopxqF8

Hoy abro una nueva sección denominada "Conversaciones en baños públicos" pues he oído tantas...jajaja.
Las palabras "baño público" producen en mí un asco fuera de lo normal. Pero cuando la "naturaleza" llama...
El hecho es que no sé por qué razón cada vez que llego a la universidad necesito ir al baño (eso me pasa por tomar tanta agua antes de salir, pero no puedo evitarlo, me da sed). Lo bueno es que los baños de ese lugar siempre están limpios, tienen jabón y papel. De todas formas, siempre trato de salir de allí lo más rápido posible.
Pero ese día no se pudo, pues entraron dos sifrinitas con voces chillonas, con una conversación tan soberanamente imbécil, que decidí quedarme para escucharla toda y reirme en silencio de sus tonterías.
La conversación fue más o menos así: (hice todo lo posible por recordarla)
Idiota 1: ¡Ay! ¿Sabes? "¡oséa!" Que de "vrdá" no sé, "oséa", por qué me trata así ¿sabes? ¿Cómo me puede ignorar así?
Idiota 2: ¿Sabes? yo siempre te dije que el tipo era como ¿sabes? extraño...
Idiota 1: No, marica. Es que él cambió burda. De pana que él no era así ¿sabes? Fue como de pronto.
Idiota 2: ¿Pero qué fue lo que te dijo?
Idiota 1: Bueno, nada, que yo lo que hacía era fastidiarlo y que todo el tiempo estaba preguntándole cosas. Que yo era así como ¿sabes? demasiaaaaaaaaaaaaado celosa. Y yo te juro que dé "vrdá" yo no soy así.
Idiota 2: Pero, ya va ¿qué le respondiste?
Idiota 1: Bueno, marica, ahí yo me molesté burda y le dije que él era un mentiroso. Que yo siempre lo que había hecho era ayudarlo...y que cómo me decía eso si yo lo quería. Y después me dijo que yo lo que hacía era manipular todo. De "vrdá" que fue burda de hiriente.
Idiota 2: ¡Marica, qué feo! Pero, "oséa" ¿tú no planeas volver con él, "vrdá"?
Idiota 1: Coño, marica, es que... -un poco de llanto-
Idiota 2: Pero no te pongas así por ese tipo ¿sabes? "oséa" no vale la pena...
Idiota 1 (todavía llorando): Yo lo llamé y todo después...para ¿sabes? hablar con él y bueno arreglar las cosas...pero no me atendió y...(más llanto)
Yo (en me ¿cubículo? sin hacer el menor ruido): jajajajajajajajajajajajajajajaja (tuve que tapar mi boca con un suéter)
Idiota 2: ¿Pero después te llamó o qué?
Idiota 1: No, marica. Yo lo llamé otra vez ¿sabes? Y me dijo que por favor dejara de molestarlo. Y entonces ¿sabes? yo me alteré y le dije de todo. Él solo me trancó el teléfono. Y de paso hoy me lo encontré en la escuela y me ignoró por completo "oséa". Y es que de "vrdá" que todavía no entiendo por qué me hizo eso ¿sabes? si la "vrdá" es que estábamos tan bien -aún más llanto-.

Luego, Idiota 2 le recomendó a Idiota 1 que se lavara la cara. Sonido de agua. Sonido de papel. Al final, Idiota 2 le dijo que dejara de llorar porque si él la veía así iba a ser peor.
Las dos salieron del baño; yo salí de mi escondite a lavarme las manos y a reírme libremente.

No sé, pero me da la impresión que "él" o se consiguió otra y/o se hartó de tantos "¿sabes?" "oséas" y "de vrdá". Porque, honestamente, qué supremamente fastidioso debe ser tener a alguien así las 24 horas del día; y para completar celosa y preguntona.

Otra cosa, ahora las amigas se llaman unas a otras "marica". ¿Por qué? Incluso mis amigas me han llamado así...y les parece tan normal. A mí NO me gustan los apodos ni nada de eso; es que yo tengo un puto nombre que es hasta fácil.
Sí, soy una vieja amargada prematura "¿saben?"

SE ACABÓ

jueves, 9 de julio de 2009

"I'm back...

in the saddle again"

Pues eso que he regresado...la pregunta es si ustedes siguen ahí después tanto tiempo y de las entradas deprimentes que he escrito.
Primero quería agradecerles por todos sus comentarios en mi entrada depresiva anterior, leyendo sus palabras logré levantar mi ánimo y recordar la extraña y maravillosa magia de la "blogcosa". ¡Los quiero!
Lo admito, el día que escribí ese post estaba vuelta un desastre (más de lo normal). Espero que no se repitan más entradas de ese tipo.

Ya estoy cerquísima de las vacaciones (solo queda el viernes), así que podré actualizar seguido y por supuesto, lo más importante pasar a visitarlos a todos.
¡Qué extraño es volver a escribir aquí! Ya hasta me siento rara XD

¡Ay, las vacaciones! Siempre digo que haré un millón de cosas y al final no haga ni un cuarto. Pero después del semestre más horrible de mi vida (juro por -inserte aquí algo que considere sagrado- que no miento). No se imaginan la tortura mental que he vivido desde marzo...fue sencillamente horroroso: Profesores ineptos, malintencionados, groseros, la universidad que tampoco ayuda pues pone las fechas de los exámenes casi que el mismo día. En fin...desde marzo no he hecho otra cosa sino estudiar...¿saben cuantas veces he ido al cine? Tres: vi Aliens vs Monsters (¿o es al revés?, Ángeles y demonios y Up (y esta última me hizo llorar)
Soy extraña, no lloro con las películas con gente de verdad sino con las animadas...Lloré con el zorro y el sabueso (en realidad, cada vez que la veo lloro), casi lloré con Lilo y Stich, El jorobado de Notre Dame me hizo llorar a cántaros (y no fue la primera vez que la vi, sino como la vigesima vez), el final de La sirenita me deprime, Bolt hizo que mis ojos se aguaran y con Up lloré dos veces en la misma película. Lo peor es que todo eso me pasa ahora de grande...de niña solo lloré con El zorro y el sabueso.
La verdad es que mi poco cerebro está más afectado de lo normal.

Lo más importante es que voy a volver a leer por placer, sin tener que memorizarme 20mil libros para un solo examen. Ya hoy comencé con El fantasma de la ópera de Gastón Leroux. Siempre me ha gustado esa historia. Vi una de las películas hace como un siglo, pero no me acuerdo mucho. Luego, hace poco, vi la película del 2004 que, aunque muchos dicen que es mala, a mí me gustó (es que sencillamente los musicales son una belleza, aunque los prefiero en teatro, en vivo). Este año, antes del comienzo de este horrendo semestre, fui a ver El violinista sobre el tejado ¡Fue maravilloso! Si tienen la oportunidad de ver esa obra, donde sea, con los actores que sea, como sea, vayan.
Al parecer, a final de año se va a volver a presentar Jesucristo Superestrella y por supuesto yo estaré allí. Me encantaría que presentaran también Sweeney Todd y la del Fantasma de la ópera y The scarlet pimpernel (la canción Where's the girl?, cantada por Terrence Mann, me encanta). ¡Ay, el teatro! Ojalá yo tuviera dotes actorales o musicales (aunque sigo con el piano, eso no lo dejaré, pues aunque vaya lento, sigo ese camino).

Me acabo de dar cuenta de que esta habladera de paja loca está como larga...
Bueno, antes de irme les agradezco nuevamente sus palabras de apoyo. Me resulta tan lindo que se hayan tomado el tiempo para escribir cosas tan buenas y amables (como siempre hacen, pero digamos que su significado aumenta cuando uno está mal y aparece gente con ganas de ayudar) ¡Gracias!

Les dejo dos cosas. La primera es una adivinanza:
Escuchen un pedacito de esta canción (o toda, o no la escuchen si no quieren) y díganme quién la canta. A mí me resultó increíble que fuera esa persona, no me lo esperaba. Como pista les digo que es un rockero (no es Steven Tyler).
La canción se llama Music of the night, del musical del Fantasma de la ópera:

El o los que adivinen se ganarán...eh...pues...¿la satisfacción de saber que su oído es bueno? ¿la simple satisfacción de haber ganado?

Y, ahora sí, para terminar una caricatura de Gaturro que creo ya había puesto, pero no me canso de verla:
gaturro
(Click en la imagen para verla más grande)

SE ACABÓ

Template by:

Free Blog Templates