jueves, 18 de febrero de 2010

Premio, libros y teatro

Desde que la falta de "inspiración" y la flojera me han impedido postear algo en los últimos días, he decidido hacer una especie de entrada...no sé como llamarla ¿genérica? ¿De muchas cosas? Ni idea... Aquí vamos.

Primero quiero recomendarles a todos los que pasan por aquí que visiten el blog de
Haku. Esta chica llegó a este blog y según me dice le ha gustado mucho y ha comentado en muchísimas entradas que yo pensé que nadie volvería a leer. No saben lo que significa para mí que alguien se tome el tiempo de revisar los antiguos post de este lugar y ofrecer su opinión al respecto.
Muchísimas gracias, querida Ambar :D
Y otra cosa importante es que ella me ha otorgado un premio muy bonito:


¡Miles de gracias otra vez! Es lindo recibir premios por aquí y además es agradable saber que alguien pensó en ti y en tu blog.



Una de las "tareas" que vienen con el Premio Fortuna es decir algo que tenga, para ti, un valor incalculable: Es difícil, pero yo diría que todos los blogs, cada entrada y cada persona que se comunica a través de este medio tiene un valor enorme.


Así pues, no se olviden de visitar el blog de Haku que es muy variado, tiene buenas descargas, un diseño bonito y siempre se aprende algo.



Entre otras cosas, quería recomendarles varios libros:


La saga de las nieblas de Avalón de Marion Zimmer Bradley (la de la foto). Son cuatro libros en total: Las nieblas de Avalón 1: Maestra de magia; Las nieblas de Avalón 2: La gran reina; Las nieblas de Avalón 3: El macho rey; Las nieblas de Avalón 4: El prisionero del roble.



¿De qué trata? Sobre la leyenda del rey Arturo, pero contada desde el punto de vista de Morgana y en general desde el punto de vista femenino. Estoy leyendo el primer libro y la verdad que me ha atrapado bastante; hasta me ha hecho molestar con algunos personajes. ¡Amo los libros así!
Si alguien los quiere leer y no los consigue "en su librería más cercana", puede descagarlos de Internet, están todos disponibles por allí (pueden probar
aquí)



También quiero recordarles a los interesados y "theatregoers/theatergoers" que este sábado 20 de febrero es el reestreno del musical Jesucristo Superestrella (original de Tim Rice y Andrew Lloyd Webber) en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Serán 15 funciones los sábados a las 6pm y los domingos a las 11am y a las 6pm. Creo que los precios van desde 80 o 90 Bolívares hasta 345.



Más información: www.palodeagua.com.ve



Los interesados podrán encontrarme allí este sábado 20 y tendrán el honor de ver la obra conmigo y claro que les daré un autógrafo xD jajajajaja.



Y por último, el 22 de febrero comienzan, en Londres, los previews del nuevo musical de Andrew Lloyd Webber, Love never dies. Esta obra será la continuación de The Phantom of the Opera (¡Ay, Jesucristo Superestrella, que esta segunda parte no sea una porquería, por favor!).



Obviamente no estaré allí, pero igual me interesa saber qué se inventaron con la historia de Erik, Christine y Raoul. Esperaré hasta que un alma caritativa grabe ilegalmente el musical en video y lo ponga en Youtube (cosa que siempre pasa).



Para más información: www.loveneverdies.com

SE ACABÓ

lunes, 1 de febrero de 2010

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

A ver si logran adivinar qué es verdad y qué es mentira de las siguientes micro historias xD El video de abajo puede ayudar, pero hay cosas que están en ese video que son ciertas.

Fui a la ópera. A mí no me gusta la ópera, pero a él le gusta, y a mí me gusta él.
Trato de seguir el programa (el libro que explica de qué va la ópera), trato de seguir al director de la orquesta, pero cuando trato de seguir la historia...mi cabeza da mil vueltas. No entiendo ni una palabra, ni siquiera cuando cantan en español.

YO: Sí, mi amor, está genial. Es una de las mejores cantantes que he escuchado en mi vida...¿Hasta cuando va a cantar?
ÉL: ¿Te aburres?
YO: No, es que la canción es preciosa y quiero saber cuánto dura
ÉL: Esta es corta, pero en el quinto acto tiene una canción de unos 15 minutos
YO PIENSO: ¿Qué? ¿Hay un quinto acto? ¡NOOOOOOOOOO! ¿Y canta 15 minutos? Dios, que Hugo expropie la ópera.

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Otro día fuimos a comer al Sambil, y luego lo acompañé a comprar ropa. A mí no me gusta ni comprar ropa para mí misma, pero él necesitaba ver el precio de no sé qué, así que lo acompañé.
Dicen que las mujeres tardamos 4000000 horas comprando ropa, pero él tardó 900000000000000 tan solo viendo. Luego decidió comprar zapatos, fuimos a la tienda de zapatos. Tampoco me gusta comprar zapatos, pero a él le gusta y a mí me gusta él...

ÉL: ¿Te gustan estos? - Me muestra un modelo de zapatos horrendo, apto para personas payasísticas.
YO: Sí, son muy coloridos -A mí no me gusta el modelo, pero a él sí y a mí me gusta él.

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Fui a patinar sobre hielo a El Ávila. A mí no me gusta patinar sobre hielo y menos en El Ávila, pero a él le gusta y a mí me gusta él.
Alquilé los patines (¡Asco! ¿quién habrá metido sus pies ahí?), las rodilleras; temblé de pavor cuando nos lanzamos a la pista.

YO: ¿Miedo, yo? ehhhhh. Bueno, nada que un año o siete de terapia no puedan curar.
ÉL: ¿Terapia? jajajaja ¡Ven, agárrame!
YO PIENSO: ¡Oh, Dios mío, me voy a caer y me voy a volver mierda por culpa de este idiota! ¡Qué vergüenza!

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Incluso, toleré los cigarros porque a él le gustan y a mí me gusta él. También aprendí a jugar ajedrez, porque a él le gusta, pero la verdad es que extrañaba el UNO y los juegos sangrientos de video.

YO: ¿Quieres una mentita?

YO PIENSO: ¡Apestas a tabaco! ¡Asco, por Dios! Ni me toques con ese olor.

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Fuimos a comer sushi. A mí no me gusta el sushi, pero a él le gusta y a mí me gusta él.

Yo: ¿Qué es lo que dijiste que era?
ÉL: Ceviche frito.
YO: ¿Seguro que eso se puede comer?
ÉL: jajajajajaja. Claro. Y lo que más te va a gustar es el helado frito.
YO PIENSO: ¡Asco, esto sabe a demonio! ¡¿HELADO FRITO?! Una vez lo comí, es horrible. ¡Oh, Dios mío!

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Hubo un fin de semana en que tuvo que viajar por su trabajo. Al volver, decidió contarme TODO lo que habían hecho, con lujos y detalles. Reprodujo cada palabra de las reuniones, cada hora, cada segundo de lo que hizo, cada conversación, cada paso, cada comida, cada vez que miró por la ventana.

YO PIENSO: ¡Voy a morir de aburrimiento! ¿Qué no íbamos al cine? Hombre, cállate, por Dios o por el diablo. ¡A la primera deidad que lo calle, prometo adorarla hasta el fin de mis días! Te voy a contar lo divertido que es pintarse las uñas de los pies, a ver si aguantas.

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Otro día fuimos a hacer ejercicio al Parque del este. A mí no me gusta hacer ejercicio en el Parque del este (prefiero Los Próceres), pero a él le gusta y a mí me gusta él.
El parque estaba empapado, pues estaban regando las matas. Y a él le dio por trotar.

YO: ¿Y no podemos caminar pacíficamente y evitar los charcos de agua para no caernos?
ÉL: ¡Ay, Mandy! -Sí, me llamó Mandy- Solo un rato, saltamos los charcos y ya.
YO PIENSO: Claro, tu trotas todos los días, yo camino. Yo soy torpe trotando, tú no. Si yo me caigo te vas a morir de la risa. En lo que pueda me voy trotando, pero a la estación de Metro.

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

Vi Luna Nueva. A mí no me gusta la saga aburrida y babosa de Crepús-culo, pero él quería ir al cine y ya habíamos visto las demás películas, así que insistió en que la viéramos.

ÉL (después de terminar la película): ¿Vamos a mi casa?
YO: No, tengo sueño. Me voy a la mía.
YO PIENSO: ¿Cómo se te ocurre que me voy a quedar contigo si me obligaste a ver semejante basura (y yo de idiota que me dejé)?

¡Qué bueno que no puede leer mi mente!

YO: ¡¿Volar en parapente?!
ÉL: Sí, está baratísimo, mira.
YO: ¿Y si vamos a la playa?
ÉL: Vamos el próximo fin.
YO PIENSO: ¡Lástima que este fin me voy a enfermar y te vas a ir a volar en parapente con tu mamá!

Otro día, íbamos a la universidad. Él pone un cd en el reproductor del carro.

YO: ¿Qué es eso?
ÉL: Es un cd variado que quemé hace años. Tiene a Arjona, Entre nos, Blink 182, Queen, Reinaldo Armas, bla bla bla bla.
YO: ¿Mezclaste a Queen con Arjona? 0_0
ÉL: jajaja. Sí, mi amor, solo por variar pues. ¿Te molesta?
YO: No, vale, solo que es raro.
YO PIENSO: ¿Queen y Arjona en el mismo cd? El alma de Freddie Mercury debe haber sufrido un enorme dolor fantasmal. ¡Dios! ¡Estamos en MÍ carro! ¡Yo no pongo música en el tuyo! ¡Oh, no, hay cola!


¡Qué bueno que no puede leer mi mente!
No me estoy quejando, solo hago observaciones. Dicen que expandir los horizontes es señal de maduración. Así que si me ven en el Teresa Carreño en medio de una ópera, patinando en El Ávila, comiendo sushi, fumando pasivamente, volando en parapente, viendo películas malas, oyendo cuentos aburridos, trotando en el Parque del este, jugando ajedrez, comprando ropa y zapatos deportivos durante horas y horas, oyendo música horrible, no se sientan mal por mí porque debo estar enamorada ¿Por qué otra razón haría todo eso?

Suena el teléfono, sí, es él.
YO: ¿Ir a cenar? ¿Solos?....ajá... - Inserte tono meloso y baboso- ¿Sin música rara, ni sushi? jejeje...¿EN HOOTERS? ¡¡OLVÍDALO!!
Es interesante la manera en la que uno cambia ante algunas personas.










YO: ¿Vas a ver Cats conmigo?
ÉL: ¿No viste el precio? ¡Esa vaina es demasiado cara!
YO: Ok, voy sin ti.

SE ACABÓ

Template by:

Free Blog Templates