viernes, 14 de diciembre de 2007

"El Libro". Capítulo 1: La tienda

El Libro
Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Víctor e Isabelle eran una pareja de jóvenes ociosos, sin un trabajo fijo (aunque de vez en cuando Víctor robaba alguna que otra cosa para mantenerse o trabajaba de limpiabotas, Isabelle había sido mesera y puta por una noche). Vivian juntos en un pequeño apartamento y planeaban casarse si Isabelle quedaba embarazada, por eso, lo único que había para comer eran pastillas anticonceptivas.

Una noche Víctor llegó a casa, había trabajado todo el día repartiendo volantes de una tienda erótica.
- Hola amor, te ves cansado ¿cómo te fue?
- Muy bien, he ganado 1000 Bolívares archirrecontrarrequete fuertes ¿qué tal?
- ¿En serio? ¡Oh que alegría!
- ¡Asi es! Y mientras caminaba vi una nueva tienda que abrió en la calle 2, venden antiguedades y toda esa mierda rara, pensé que sería un buen lugar para comprar los regalos esta navidad.
- Perfecto, a mi madre le encantan esas cosas y a tu abuelo también.
- Mañana iremos.

Al día siguiente, se arreglaron lo mejor que pudieron para ir a la tienda, salieron temprano y al llegar, se encontraron con una tienda pequeña pero abarrotada de peroles. El vendedor era un anciano con cara de pervertido pero muy amable.
- Pueden ver todo lo que quieran sin compromiso
- Muchas gracias señor -dijo Isabelle

Comenzaron a recorrer la tienda y Víctor vio un reloj muy bonito y antiguo, sabía que le gustaría a su abuelo (quien coleccionaba relojes). Lo mejor de todo era el precio 20 bolívares archirrequeterrecontra fuertes. Por otro lado, Isabelle encontró un hermoso collar para su madre por tan solo 50 bolívares archirrecontrasuperrequete fuertes, pero de pronto vió un hermoso libro muy, muy, muy pero muy grueso, las páginas estaban amarillas y estaba escrito en Chanquitalengo, un idioma de la región Chanquitálica, cerca de la Conchinchina. Pero el libro tenía unos dibujos bellísimos y por lo que Isabelle pudo entender se trataba de cuentos de hadas, decidió comprarlo para impresionar a las visitas y demostrarle a su madre que estaba haciendo algo productivo en su vida desde que dejó la prostitución. El libro sería suyo por el módico precio de 100 bolívares archiultrarrequetemuysuperdemasiado fuertes.

A Víctor no le gustaba mucho la idea...pero si no lo compraba, Isabelle se iba a revolcar con otro; así pues decidió aceptar.

Llegaron a su apartamento y se pusieron a fumar lechuga (ya que no tenían dinero para lo que se querían fumar). Mientras alucinaban con ensaladas adobadas y vinagres agrios, el libro que habían comprado desprendió una intensa luz.
- ¡Vic...tor! ¡ ¡Ua uz!
- O te enjiendo
- Ua uz sale del ibro...
- ¿ua uz?...¡ay ya la vi! - dijo el joven regresando a la realidad
- ¡Que extraño! -dijo Isabelle que ya podía hablar bien
- Déjame ver - dijo Víctor acercandose al libro.
- Ten cuidado.

Víctor se acercó y el libro se abrió en la primera página, la luz se hizo cada vez más intensa hasta que lo cubrió completamente y luego Víctor desapareció.
- ¡Víctor, amor! ¡Oh no, el libro te ha tragado! ¡No puedo quedarme sola! - Gritó la joven desesperada y sin pensarlo se lanzó contra el libro y la luz también se la trago.

Sintió un golpe y cuando se dio cuenta, era que había caído sobre la cara de su amado.
- Isa...el...no...uedo...repira
- ¡Oh amor perdón! ¡Nunca te habías quejado cuando me siento alli! - dicho esto se apartó.

Se encontraban en un bosque todo colorido y lleno de flores y arbolitos bellos y hermosos y mariposas y toda esa mariquera que hay en un bosque feliz.
- ¿Pero dónde estamos? - dijo Isabelle
- Ni puta idea. Esto parece...¡Oh no! ¡Hemos entrado al libro!
- Pero ¿cómo?
- Por la luz...sabía que no debíamos comprar esta vaina.
- ¡Ya deja de quejarte y salgamos de aqui, todavía queda mucha lechuga en la casa!

Ambos se fueron caminando con la idea de encontrar una salida, pero no sabían que muy pronto conocerían a unos nuevos amigos.

Continuará...??

SE ACABÓ

Template by:

Free Blog Templates