martes, 31 de diciembre de 2013

Lista de lecturas de varios años

Prácticamente desde que comencé el blog en el 2007, me he dedicado a poner en la barra de la izquierda la lista de libros que voy leyendo cada año.

Verán, los años pasan muy rápido y llegará un momento en que esa columna será excesivamente larga. La idea es liberar a la pobre barra de tanto estres y peso.

Así que esta entrada solo contiene listas de libros leídos. Si hay alguno que les interese, no duden en preguntar ;)

Libros leídos en 2010:
1- Libro fastidioso para la Universidad (enero)
2- El ladrón de almas de Yrsa Sigurðardóttir (enero)

3- Libro incomprensible para la Universidad (enero)

4- Bestial de Alex Flinn (enero)

5- Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson (enero)

6- Los hombrecillos libres de Terry Pratchett (febrero)

7- La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina de Stieg Larsson (febrero)

8- Las nieblas de Avalón: Maestra de magia de Marion Zimmer Bradley (febrero)

9- To ride a silver broomstick de Silver RavenWolf (febrero)

10- Las nieblas de Avalón: La Gran Reina de Marion Zimmer Bradley (marzo)

11- Guía para el practicante solitario de Scott Cunningham (marzo)

12- Las nieblas de Avalón: El Macho Rey de Marion Zimmer Bradley (marzo)

13- The Dresden files 1: Storm front de Jim Butcher (marzo)

14- The Dresden files 2: Fool moon de Jim Butcher (marzo)

15- Hermanas mágicas 1: Magia en el viento de Christine Feehan (marzo)

16- Las nieblas de Avalón: El prisionero del roble de Marion Zimmer Bradley (marzo)

17- The Dresden files 3: Grave peril de Jim Butcher (marzo)

18- Hermanas mágicas 2: Crepúsculo antes de Navidad de Christine Feehan (marzo)

19- ¡Guardias! ¿Guardias? de Terry Pratchett (abril)

20- Los piratas fantasmas de William Hope Hodgson (abril)

21- Blanquita a corazón abierto de Rosa María Zulueta (abril)

22- Chico malo busca chica de Olivia Goldsmith (abril)

23- Libro para la Universidad (abril)

24- Anna en el medio de Barbara Elsborg (julio)

25- Witches' night out de Silver RavenWolf (julio)

26- Witches' night of fear de Silver RavenWolf (julio)

27- Witches' key to terror de Silver RavenWolf (julio)

28- Hombres de armas de Terry Pratchett (julio)

29- El club de las chicas temerarias de Alisa Valdés Rodríguez (agosto)

30- Apuesta por mí de Susan Donovan (agosto)

31- The book of shadows de Phillys Currot (agosto)

32- Solamente amigos de Robyn Sisman (agosto)

33- Pies de barro de Terry Pratchett (agosto)

34- 21st century Wicca de Jennifer Hunter (agosto)

35- A witch's Grimoire de Judy Ann Nock (septiembre)

36- The study of witchcraft de Deborah Lipp (septiembre)

37- Fifty years of Wicca de Frederic Lamond (noviembre)

38- Contra el viento de Ángeles Caso (diciembre) 



Libros leíos en 2011:
1- Witch crafting - Phyllis Curott

2- Natural witchery - Ellen Dugan


3- Los pilares de la tierra - Ken Follett


4- Un mundo sin fin - Ken Follett


5- Rebecca - Daphne du Maurier 


6- Mi vida sin Hailey - Jonathan Tropper


7- Does the noise in my head bother you? - Steven Tyler


8- Wyrd sisters - Terry Pratchett (relectura)


9- Voto a bríos - Terry Pratchett


10- Hechizo - Sarah Singleton


11- Stardust - Neil Gaiman 


12- Yo - Ricky Martin 


13- The Hunger games - Suzanne Collins


14- The Hunger games: catching fire- Suzanne Collins 


Libros leídos en 2012:
1- The Hunger games: Mockingjay - Suzanne Collins (enero)

2- The 10th kingdom - Kathryn Wesley (enero)

3- Fantasma - Susan Kay (enero)

4- PS I love you - Cecilia Ahern (enero)

5- La Sanguijuela de mi niña - Christopher Moore (enero)

6- El libro de hechizos - Katherine Howe (febrero)

7- Geralt de Rivia: el último deseo - Andrzej Sapkowski (marzo)

8- Pretty little liars - Sara Shepard (marzo)

9- Flawless - Sara Shepard (marzo)

10- Perfect - Sara Shepard (marzo)

11- Unbelievable - Sara Shepard (marzo)

12- Pretty little secrets - Sara Shepard (marzo)

13- Wicked - Sara Shepard (abril)

14- Killer - Sara Shepard (abril)

15- Pride and prejudice - Jane Austen (mayo)

16- Heartless - Sara Shepard (mayo)

17- The rock star's daughter - Caitlyn Duffy (junio)

18- Geralt de Rivia: la espada del destino - Andrzej Sapkowski (junio)

19- Demon hunter and baby - Anna Elliott (julio)

20- Pornópolis - Cliffhanger Publishing (julio)

21- Practical Magic - Alice Hoffman (agosto)

22- Scary Mary - S.A Hunter (agosto)

23- The magic of ordinary days - Ann Howard Creel (agosto)

24- Wanted - Sara Shepard (agosto)

25- Juegos de tronos - George R.R. Martin (septiembre)

26- El curioso incidente del perro a medianoche - Mark Haddon (septiembre)

27- La novicia asesinada - Alys Clare (noviembre)

28- Los moradores del bosque - Alys Clare (noviembre)

29- La posada de la muerte - Alys Clare (diciembre)

30- A clash of kings - George R.R. Martin

31- Sweep: Book of shadows - Cate Tiernan


Los del 2013 permanecerán en la barra de la izquierda un par de años más... lástima que no hayan sido tantos.

¡Feliz 2014!

Recuerden que no tiene que ser año nuevo para proponer cambiar o lograr lo que se quiera. No tiene que er año nuevo para ser una persona amable.

SE ACABÓ

martes, 24 de diciembre de 2013

París, el africano, Marc Anthony y yo

 A veces pienso que debí quedarme con el africano que "conocí" en París...

 No sé cómo serían nuestras vidas. Incluso no sé si estaríamos juntos, pero debí haberme quedado con él. 
Nunca supe en qué parte de la ciudad vivía ni si hablabla un francés decente; tampoco me enteré si vivía solo o acompañado, pero debí haberme quedado con él.

En septiembre de este año tuve la oportunidad, suerte, bendición, placer, gusto, etc. de viajar a París, una ciudad que siempre quise conocer. Una ciudad que para mí era un verdadero misterio, una ciudad que pintan mágica en las películas de Hollywood, una ciudad que siempre es como un ideal. Es, además, una ciudad en la que ocurren las mayores tragedias e historias de amor (como Los Miserables, El Jorobado de Notre Dame, El Fantasma de la Ópera, La Bella y la Bestia, y de esas cosas que a mí me encantan). Es una ciudad que te enamora... y por eso debí quedarme con el africano.

Otra cosa maravillosa de París (que supongo que habrá en otras ciudades de Europa) es que los ciudadanos de la Unión Europea entre 18 y 25 años no pagan entrada a la mayoría de los lugares turísticos, y si pagan, es tarifa reducida. Yo he tenido el pasaporte español desde que tengo conciencia y nunca me había servido para nada, hasta que me ahorró un montón de dinero en París. Y esa es otra razón por la que debí quedarme con el africano.

París es una ciudad excesivamente fotografiable... demasiado. Su belleza, su encanto, su atractivo, sus ángulos; donde sea que mires hay una buena imagen para una foto. También es un lugar muy "variopinto", lleno de gente que viene de cualquier parte de este mundo, así como el africano.

A veces pienso que el africano y yo podríamos haber caminado por el río Sena, podríamos haber corrido bajo la lluvia cerca de Notre Dame, como hice yo. Juntos hubiéramos visitado la Ópera de Garnier (que es el lugar en el que está ambientado El Fantasma de la Ópera) y nos hubiéramos tomado un montón de fotos en el palco número 5. Juntos hubiéramos entrado a esa tienda llamada Maracaibo que vi un día mientras iba en el metro. Tal vez nos hubiera dado tiempo de visitar el Palacio de Versalles; tal vez yo hubiera aceptado tomar más café. O tal vez no.


Visitar la Ópera de Garnier (completamente gratis por lo que expliqué antes), subir por sus fabulosas escaleras, tomarle fotos a la famosa araña, o como se llame, que se supone que el Fantasma hace caer en medio de una función; ver los trajes de las bailarinas... Simplemente estar allí fue para mí uno de los mejores momentos de mi vida. Y solo por vivir en un lugar en el que pueda ir a la Ópera de Garnier cuando me dé la gana, solo por eso, debí haberme quedado con el africano.

Sentir el viento helado en la cara y ver la ciudad desde el último piso de la Torre Eiffel, después de varias horas de cola para subir, es el significado de un instante de felicidad pura. Ir al Louvre (gratis, además) y aburrirme como una ostra, confirmar que no me gustan los museos, ver la famosa Mona Lisa después de empujar a otros extranjeros y tomar otro montón de fotos, es también una historia para contar cuando no se tenga tema de conversación.

Y eso es lo que hace a París una ciudad grandiosa: siempre tiene tema de conversación. Hay lugares que no tienen espíritu, hay lugares que pueden tener los mejores monumentos y son sosos. París tiene monumentos maravillosos, áreas verdes hermosas y un espíritu que te transforma. Es una ciudad que "conversa" contigo, que te integra en esa conversación, que te habla, que te hace reír. Y cuando te vas la extrañas y deseas volver, pero lo curioso es que los recuerdos generan solo felicidad, no tristeza. Por vivir en un sitio conversador fue que debí quearme con el africano.

Nunca supe cómo se llamaba el africano; es más, no me acuerdo de su cara. Pero debí quedarme con él. En vez de darle la espalda y meterme en esa tienda de baratijas en la que sonaba Marc Anthony (¿saben lo terrible que es escapar de América Latina, cruzar el océano y estar en París y que entres a una tienda y suene ese señor? ¿Ese señor al que le huyes en la radio cuando vas vía al trabajo?), debí haberme regresado, preguntarle el nombre al africano y si vivía solo.

Así de fácil. 

Habría sido una locura, pero es que debí haber hecho locuras para quedarme en París. No sé dónde viviría, pero tal vez el africano me hubiera ayudado a encontrar un lugar... o no. ¿Tendría trabajo o sería como esas mujeres árabes que se sientan en el suelo y se quedan tiesas esperando que les den dinero? ¿Será que estaría vendiendo versiones en miniatura de la Torre Eiffel? ¿Trabajaría de cajera en un mercado chino? ¿Sería niñera? ¿Limpia pisos? ¿Habría tenido la suerte de trabajar en algo que tenga que ver con mi carrera?

Y por eso debí quedarme con el africano, solo por intentar.


Y tal vez el africano siempre supo que no tendría ninguna posibilidad, pero él lo intentó. Yo venía bajando de la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre y él se acercó y me habló en un idioma muy raro. Como se dio cuenta de que no le entendí decidió cambiar al inglés y me llamó "beautiful" un montón de veces. De verdad que él intentó, intentó venderme no sé qué objeto y yo lo ignoré y me fui, sin saberlo, con Marc Anthony. 

Elegí a Marc Anthony y no al africano. El africano vivía en París y Marc Anthony solo me recuerda a mi vida actual, a cómo voy al trabajo oyendo la radio, a cómo me convertí en esas personas que viven por el fin de semana y las vacaciones. A pesar de eso yo amo, adoro mi trabajo, pero vivir en París por más de dos semanas hubiera sido genial. Hubiera sido perfecto convertirme en esas personas sin oficio que actualizan su Facebook diciendo que todo lo que hacen; yo hubiera cambiado felizmente el "Lives in Caracas, Venezuela" a "Lives in Paris, France".

Pero las cosas son lo que son. El africano vive en París y vende objetos en la calle, yo vivo en Caracas y trabajo en Social Media, y estoy segura de que para los dos es bastante difícil el tema del dinero. Sin embargo, debí quedarme con él o al menos intentarlo. Un simple "Hola, ¿puedo vivir contigo?" nunca está de más, ¿no creen?

Y me pregunto... ¿el africano se hubiera quedado conmigo?

Si algún día tengo la oportunidad de realizar una elección realmente seria entre Marc Anthony y el africano, por supuesto que me quedo con el africano. Me quedo con él para seguir esa conversación maravillosa con París, una ciudad con espíritu.

Marc Anthony nunca me ha gustado.


SE ACABÓ

Template by:

Free Blog Templates